lunes, 21 de mayo de 2012

Mi gran confesión.

Mentí al decir que prefería tu amistad. Lo único que quiero es oír que me dices "sí". Que me dices que tú sientes algo por mí, aunque sea algo ínfimo. Quiero ser una de las personas que te haga la más feliz del mundo. Y es que yo no dejo de pensar en que quizás deba confesarte que estoy ENAMORADO de ti. Sé que es una palabra que no se puede decir a la ligera, y que es muy grande para decir, pero cuando uno siente estar enamorado sabe que lo dice por esa razón. Me gustaría decírtelo algún día de estos, y aunque el sentimiento no sea recíproco me gustaría que siguiéramos con nuestra amistad porque no te quiero perder por nada del mundo ya que eres tan importante como amigo, como lo serías si fueses algo más que mi amigo.
Si algún día decido hacerte esta confesión es porque siento la necesidad de que lo sepas, pero con el riesgo de que te distancies de mí. Por eso mis reflexiones son las de cualquier enamorado: "Te lo voy a decir pero como sé que no vamos a ser nada más porque tú no sientes lo mismo no quiero que cambies. Así que seguimos siendo amigos, además tú no notabas que yo estaba enamorado de ti y te comportabas tan normal." Por otra parte: "No te lo voy a decir porque no quiero romper una amistad que es demasiado importante para mí y que prefiero convivir con esto."
Espero llegar algún día a un término medio o por lo menos tomar una de las dos decisiones.

1 comentario:

Alex Geller dijo...

Bonitas palabras, el amor 'prohibido' que tema más recurrente en la vida de un homosexual.

Difícil decisión, así me he encontrado alguna vez, pero en mi caso esa persona era un conocido.

Ya encontrarás a la persona adecuada, aparecerá y te olvidarás de lo que sentías por el, te lo digo no por la experiencia sino porque el amor engaña.

Suerte en la vida :)

PD: +10 por la música xD